Más sobre el pueblo indígena Xavante

Carrera de tronco. Foto: Carlos García Paret

Los Xavante se autodenominan A’uwê Uptabi (“gente verdadera”). Pertenecen al tronco lingüístico macro-jê y a la familia lingüística jê. Son un pueblo tradicionalmente colector, cazador y pescador. Sus principales rituales incluyen: oi’ó, dahono, darini, wa’ía, entre otros. Realizan artesanía con buriti, algodón, madera y algunas semillas. A pesar de las amenazas a su soberanía territorial, la cultura Xavante continúa manifestándose con extrema vitalidad, transmitiéndose de generación en generación a través de la lengua, los rituales y ceremonias.

Entre sus prácticas deportivas está el uiwede (“carrera de tronco de buriti”), una carrera de relevos en la que dos equipos, de generaciones diferentes, corren cerca de 8 km, pasando un tronco de palmera de buriti de cerca de 80 kg de un hombro a otro, hasta llegar a el patio de la aldea.

En Marãiwatsédé, la sociedad xavante está dividida verticalmente en dos mitades, y cada una de ellas corresponde a un clan. La comunidad también se agrupa en ocho clases de edad. Esos grupos son: Nodzö’u (maiz), Anorowa (estiércol), Tsadaro (sol), Ai’rere (pequeña palmera), Hötora (especie de pez), Tirowa (garrapata), Ẽtepá (piedra larga) e Abare’u (pequi).

La Hö, o “casa de los adolescentes” – como los xavante están acostumbrados a traducirla para los no-indios – es la base del sistema de clases de edad y de sociedad Xavante. Es allí donde todo individuo de sexo masculino (cuando wapté) chicos de la misma edad, aprenden los códigos de su cultura y las habilidades necesarias para los hombres, antes de ser iniciados en la vida adulta. El wapténhõno es el ritual Xavante mas importante, ya que marca el pasaje de los hombres a la vida adulta. También es el más largo, con cerca de 5 meses de duración y se realiza en el periodo de estiaje.

Los responsables de esa formación son los Danhohui’wa, o “padrinos”, compañeros del grupo” que constituyen la clase de edad alternada superior. Las clases de edad adyacentes, tanto superior (más vieja) como inferior, (más joven), pertenecen a la mitad opuesta. La relación entre individuos de la misma mitad, se caracteriza por el compañerismo y la cooperación, diferente de la relación que se establece con los miembros de la mitad opuesta, marcada por hostilidades y competición.

La pertenencia a una de las mitades se actualiza durante el Uiwede (carrera con troncos de buriti). En ese ritual, los dos grupos demuestran a través de una carrera de cerca de 8 Km, su fuerza y resistencia, cualidades altamente apreciadas por ellos. Todos los hombres de todas las edades se juntan a sus colegas de la misma mitad en la que se encuentran, para relevarse cargando el tronco hasta el centro de la aldea, cuando termina la competición. Existen también carreras de tronco para las mujeres, de un peso aproximado de 60 kilos.

Deixe uma Resposta

Preencha os seus detalhes abaixo ou clique num ícone para iniciar sessão:

Logótipo da WordPress.com

Está a comentar usando a sua conta WordPress.com Terminar Sessão / Alterar )

Imagem do Twitter

Está a comentar usando a sua conta Twitter Terminar Sessão / Alterar )

Facebook photo

Está a comentar usando a sua conta Facebook Terminar Sessão / Alterar )

Google+ photo

Está a comentar usando a sua conta Google+ Terminar Sessão / Alterar )

Connecting to %s

%d bloggers like this: